lunes, octubre 02, 2006

BIKANER



La ciudad donde partiremos en camello a dormir en el desierto.
Con un fuerte donde encontramos un poco de tranquilidad en la abarrotada india y donde disfrutamos de unos bellos havelis de arenisca roja y algunos templos jainis.
Despues de un dia paseando por esta pausada ciudad salimos en nuestros camellos dispuestos a afrontar los calores del desierto.


El camello se presenta como un transporte realmente incomodo y cuando por fin llegamos a las dunas donde pasaremos la noche nuestros traseros estan bastante resentidos. Esto hara qua al dia siguiente emprendamos la vuelta en el carro...
Disfrutamos de la compagnia de los camellos, que son carignosos! , de los perros del desierto, a la caza de cualquier sobra, y de los inumerables escarabajos que nos despertaria a cada rato tratando de introducirse en nuestras ropas.


Despues de un delicioso thali preparado alli mismo por nuestro guia, nos deleitaron con un te (ellos lo llamaban el whyski del desierto) acompagnado de unos canticos que se marcaron al compas de golpe en vaso de hojalata. Estuvo divertido y nos parecio bastante similar al flamenco...aunque todo hay que decirlo, desafinaban que daba gusto...
A la magnana siguiente nos despertamos en un desierto habitado. Encontrar un sitio para orinar sin ser visto es complicado. Hay nignos jugando detras de cada duna, mujeres con rebagnos de cabras o simplemente gente paseando por mitad de ningun sitio.


Y es que India es sin duda el pais de la gente. El pais donde nadie concibe estar solo, no imaginan un lugar en el que caminar solo durante horas.
Alli donde no halla nada, donde no crezcan las plantas, alli te encontraras un indio.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola lukis, soy alfie!!!

Que pasa trones!!!
Nosotros acabamos de llegar de un escenario muy similar al vuestro. El desierto del Sahara. Nos hemos pirado pa´lla Kurtis, Anete y yo. Ya ves haciendo nuestros pinitos por aqui. nos tuvimos que dejar al Parta en Morrocco porque le robaron(?) el passport.Creo que ya teneis que estar al llegar. Como va la cosa. Ay dios mido como pasa el tiempo. Un besiño niños. Si vais pa bajo Hampi es un buen lugar para visitar.

Anónimo dijo...

cuidado con los tsunamis en el pacifico, si vas a la playa llevate un perrrrro, y si sale pitando ya sabes

Maloshumos dijo...

Hoooola,

Pues yo también acabo de llegar de un viajecito, aunque nada que ver con el vuestro. He estado una semanita con mi hermana en Cuba, ya os enseñaré fotos a la vuelta, que no queda ná, no?

Un besote fuerte a los dos, seguid disfrutando!